nomofobia_4544_5_600

¿Qué es la adicción a las nuevas tecnologías?

Toda conducta que produce placer puede llegar a ser adictiva. Es fundamental cambiar de rutina y enfocarnos en hábitos saludables y acompañarnos de un equipo especializado.

En este tiempo de pandemia, la adicción a las nuevas tecnologías se hizo más fuerte. Pero, qué es una adicción.

La doctora en medicina, especialista en adicciones, Aliany Concepción asegura que es una conducta problemática de consumo de sustancias o sin sustancias.

“Específicamente las tecnologías de la información y la comunicación se refieren a problemas conductuales sin sustancias, en este caso a las nuevas tecnologías: celular, Internet, videojuegos, apuestas y compras online, trabajo, etc.”.

“Sí, es cierto que durante la pandemia las TIC nos facilitaron la comunicación del aislamiento que fuimos sorprendidos de la noche a la mañana, no estábamos preparados, -creo que nadie se prepara para un asilamiento de este tipo-, y por lo tanto nuestra nueva forma de comunicación fue por esta vía”.

Diferencia entre uso y abuso

La doctora Concepción indicó que hay diferencia de uso y abuso, ya sea de una conducta sin sustancia o con ella. “Se entiende por uso, la conducta en la que el consumo del tóxico/conducta no implica consecuencias inmediatas sobre el consumidor ni sobre su entorno, por la poca frecuencia o cantidad de utilización o consumo”.

“Cuando nos referimos de abuso, se produce en el consumidor consecuencias negativas a su entorno y al nivel personal, etc. Según la Organización Mundial de la Salud una adicción, es unaenfermedad física y psicoemocionalque crea una dependencia o necesidad hacia una sustancia, actividad o relación”.

Un uso abusivo de Internet,  computadoras, videojuegos, celulares se da cuando una persona utiliza cada vez más esos dispositivos tecnológicos, perdiendo poco a poco el poder de gestionar su tiempo.

“En las charlas que imparto, recomiendo hacer un ejercicio simple, poder estar varios días sin el celular, y pongo este ejemplo; una estudiante de 20 docentes me dijo: “yo la haré”,  al segundo día me llama y me dice que está muy nerviosa, no podía dormir, tenía ansiedad y una sensación de vacío, tristeza y desamparo”.

Esto es lo que llamamos un síndrome de abstinencia o necesidad imperiosa de consumir o realizar una actividad adictiva, en este caso al celular. Esto es muy grave, algunos confesaron que algunas veces no duermen por estar conectados”.

Esos ejemplos responden la pregunta de que los jóvenes y adolescentes son más propensos a esta adicción, por ser una etapa de experimentación, de cambios físicos y psicológicos, una búsqueda constante de crear una identidad deseada y muchas veces ficticia, fundamentada en lo que ven de los demás, pudiendo aparecer una imagen distorsionada sobre éstos”.

¿Cuáles son los síntomas?

Cuando se crea una sensación de placer después de haber realizado de forma repetitiva el uso de aparatos tecnológicosse produce la liberación de endorfinas,es decir,las hormonas de la felicidad (dopamina, oxitocina y serotonina. etc.).

Si desaparece ese estímulo a nivel psicológico se produce malestar  generalizado, sentimiento de culpabilidad y de fracaso si no consiguen los “me gusta” esperados en las redes sociales.

También, puede generar aislamiento social, reducción de las horas de sueño y poco rendimiento en labores cotidianas, baja autoestimapoco rendimiento escolar o abandono, impulsividad y sensibilidad a los comentarios de los demás.

A nivel físico, los síntomas son tensión ocular, pérdida de audición, dolor de espalda, síndrome del túnel carpiano, insomnio adolescente, dependencia exclusiva, rizartosis del pulgar, obesidad infantil y juvenil.

Estrategias de prevención

La especialista indica que no tenemos que hacer magia, “con volver a realizar aquellas actividades que hacíamos cuando no teníamos tantos dispositivos electrónicos, porque el problema ha iniciado con esta “nueva forma de vida”, es decir dedicar tiempo cada día a las relaciones sociales en la vida real”.

Otras recomendaciones son “no vivir en una vida inventada y perfecta, realizar actividades al aire libre, disminuir el tiempo de usocon las tecnologías. Implementar hábitos de vida saludable con una buena alimentación, ejercicio físico, buena higiene, dormir correctamente y poner límites de tiempo a la hora de utilizar estos dispositivos.

¿En qué consiste el tratamiento?

Como en otros tipos de adicciones, desde un equipo multidisciplinar (Bio-Psico-Social), se ha demostrado que las mismas zonas a nivel neurológico que se afectan cuando se consume una sustancia, también son afectadas en este tipo de conductas adictivas.

“No existen terapias ni fármacos mágicos, es fundamental cambiar de rutina y enfocarnos en hábitos de vida saludables, acompañados con un equipo especializado”, puntualizó la  doctora Aliany Concepción.

Share this post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email